Saltar al contenido

Marcas de relojes de lujo

×
COMPRADO

Para la mayoría de las personas, la compra de un reloj de lujo es una expresión suprema. Representa una importante inversión de tiempo y valor en diseño, función y calidad. A cambio, obtendrá un producto excepcional que disfrutará toda la vida y más allá. Es una decisión vital importante.

Por eso hemos elaborado nuestra guía definitiva para comprar un reloj de lujo. Le explicamos qué debe tener en cuenta antes de entrar en una boutique y cómo mantener su nuevo reloj de lujo para que pueda pasar a las generaciones futuras.

 

Por qué comprarlo

Para los hombres, es uno de los pocos accesorios socialmente aceptables y la expresión más abierta de su personalidad. Para las mujeres, forma parte de su conjunto de joyas o moda, que debe estar igualmente bien coordinado y no ser menos expresión de su personalidad. Algunos eligen un reloj de lujo porque les parece bonito; muchos ejemplares pueden considerarse incluso arte. Otros se entusiasman con la complicada mecánica interior. He aquí algunas razones por las que tener un reloj de lujo tiene sentido.

Calidad

Este reloj de lujo está fabricado por artesanos expertos con materiales de la más alta calidad y se somete a múltiples controles de calidad. El valor intrínseco aporta varias ventajas. El primero es la fiabilidad de la precisión y la calidad de fabricación. En la clase de los relojes mecánicos (y de cuarzo), los mejores relojes de lujo están mejor acabados y más afinados. En general, son más resistentes al desgaste y protegen mejor de los daños que los productos más baratos.

Un reloj para toda la vida

Con los cuidados adecuados, un reloj de lujo puede durar décadas (o más). Prueba de ello son las grandes subastas de relojes (Phillips, Christie’s, etc.). Cuando un reloj se lleva con regularidad durante años o décadas, se asocia estrechamente con su propietario. La capacidad de un reloj de lujo para resistir el paso del tiempo significa que puede transmitirse a las generaciones futuras. Puede servir como una reliquia significativa, un rito de paso o un recuerdo duradero.

Comunicar el mensaje adecuado

El reloj siempre está contigo (o cerca de ti), más que el teléfono. Es algo que probablemente lleve y mire todos los días. Elegir un reloj de calidad transmite respeto por uno mismo. Este mensaje suele actuar sobre la forma en que te perciben los demás. El reloj que se lleva puede decir mucho de una persona. Un reloj de lujo puede transmitir gusto individual, estética, opulencia sutil y etiqueta.

Mira hacia el futuro.

La buena apariencia puede llegar muy lejos en la mayoría de los casos. Los relojes de lujo son muy apreciados y llaman rápidamente la atención de quienes aprecian los pequeños detalles (sobre todo cuando se combinan con un atuendo elegante). Por lo tanto, son excelentes “abridores de conversación”. Un reloj de lujo demuestra que aprecias las cosas buenas de la vida. Con uno, podrá atraer la atención adecuada de sus colegas.

Qué hacer antes de ir a la boutique

Ahora que ha decidido comprar un reloj de lujo, hay algunas cosas que debe hacer antes de entrar a una tienda o bien comprar en línea. No le llevará mucho tiempo, pero le garantizará que su experiencia de compra sea lo más fluida y agradable posible.

Determine su presupuesto

Defina claramente cuánto está dispuesto a gastar y qué quiere obtener por su dinero: ¿quiere una marca de prestigio o un reloj con más complicaciones? Investiga un poco en Internet para ver qué opciones tienes a tu alcance.

Tenga en cuenta dónde va a llevar su nuevo reloj de lujo.

¿Es su primer reloj o el tercero? ¿Lo llevarás todos los días o lo comprarás para un fin concreto o una ocasión especial? Además de para dar la hora, los relojes de lujo se diseñan para fines distintos. Y, en general, existe un código de vestimenta que determina qué estilo es apropiado en determinados entornos. Conozca los distintos tipos y las complicaciones disponibles. En esta fase, también es importante considerar cómo funcionará cada tipo de movimiento en relación con su finalidad.

Por ejemplo, la función de hora mundial puede ser útil para alguien que viaja o hace negocios en distintos países. Una ocasión formal requiere un reloj de pulsera discreto. Algunos modelos ofrecen mayor protección contra el desgaste y los daños. También lo hacen los niveles más altos de resistencia al agua, la corrosión o los imanes (estos suelen entrar en las categorías de relojes-herramienta). Considera también qué tamaño de reloj quieres en tu muñeca y qué tipo de correa necesitas. Una correa de cuero, caucho, tela o metal (cada una tiene sus propias características).

Los calibres mecánicos, que conservan las técnicas relojeras tradicionales, tienen más poder de permanencia entre los amantes de los relojes. Sin embargo, los relojes de cuarzo que funcionan con pilas también tienen sus ventajas. En general, los modelos de cuerda manual requieren que se les dé cuerda a diario, mientras que los relojes automáticos, si se llevan a diario de forma activa, requieren que se les dé cuerda con mucha menos frecuencia (a menos que invierta en un cargador de relojes). De lo contrario, se paran y hay que darles cuerda y reiniciarlas para que vuelvan a empezar. Un cuarzo no tiene las ventajas de la mecánica, pero no requiere la intervención del usuario. Por lo tanto, no es necesario reajustar la hora (hasta que haya que cambiar la pila).

 

Saber dónde llevarlo

Esto se refiere principalmente a la resistencia al agua del reloj (pero también a su resistencia magnética, dependiendo del tipo de equipo con el que funcione). Con una resistencia al agua de 30 metros, el reloj puede soportar la lluvia o pequeñas salpicaduras en el lavabo. Sin embargo, la natación, el snorkel, el buceo o el submarinismo requieren un nivel de resistencia mucho mayor. Recuerde que la resistencia al agua indicada sólo se aplica a la carcasa. Por lo tanto, si el reloj es apto para nadar o bucear, asegúrese de que la correa o la goma elástica también lo sean.

Comprender cómo establecer y utilizar las complicaciones.

No hay nada peor que comprar un reloj complicado y no saber cómo funciona. Por ejemplo, ¿hay que dar cuerda al reloj antes de cambiar el ajuste, o cómo corregir el calendario anual o leer correctamente el cronógrafo? Dependiendo de la complicación, puede haber ciertas horas del día en las que no necesites ajustarte porque el mecanismo está activado. En el caso de los relojes mecánicos, pregunta por la reserva de marcha para saber con qué frecuencia tienes que dar cuerda al reloj o llevarlo puesto. Y no te olvides de preguntar por los peligros del rebobinado excesivo.

¿Cuánto dura la garantía y qué cubre?

Casi todas las marcas de renombre ofrecen algún tipo de garantía, pero hay diferentes condiciones y duraciones. La norma del sector suele estar fijada por la normativa de la UE, que estipula un periodo mínimo de garantía de dos años. Rolex ofrece una garantía de cinco años desde 2015.

¿Cómo es el proceso postventa?

Averigüe qué se le exige en cuanto a reparaciones y servicios. Por lo general, esto significa simplemente devolver el reloj de lujo a una boutique (si decide comprar en el extranjero, deje claras sus opciones). Por lo general, el mantenimiento y las reparaciones pueden realizarse localmente, pero en algunos casos puede ser necesario enviar el reloj al fabricante.

Por qué comprar en un distribuidor autorizado es siempre la mejor opción

Comprar en un distribuidor oficial tiene muchas ventajas. A continuación enumeramos algunos de ellos.

Autenticidad y protección del comprador

En primer lugar, se le garantiza la autenticidad del producto (con los documentos que lo acompañan, etc.). También le garantizan qu recibirá todas las garantías disponibles y que se cumplirán las condiciones. Un comprador inexperto también puede pasar por alto el aspecto del mantenimiento futuro de un reloj de lujo.

Cómo cuidar su reloj de lujo

Ahora que ha elegido y pagado su nuevo reloj de lujo, está listo para llevárselo a casa. Por supuesto, quieres que parezca nuevo y reluciente el mayor tiempo posible. Aquí tienes algunos consejos para cuidarlo durante años.

Cuidado con el agua, el calor y los imanes

Conozca las limitaciones de su reloj de lujo. Exponerlo a aguas más profundas o a una presión más alta (de buceo o deportes acuáticos) para la que fue diseñado puede ser demasiado. Conviene saber que la resistencia al agua de un reloj disminuye con el tiempo a medida que se deterioran las juntas (esto es aún más cierto si se expone repetidamente el reloj al agua y al calor). El calor, los golpes o los cambios bruscos de temperatura pueden dañar los componentes del reloj. Evite las fuentes de calor en general y las situaciones con agua caliente, como un baño caliente o una sauna (el vapor puede penetrar donde no lo hace el agua fría). El contacto estrecho con un campo magnético puede afectar a la precisión de su reloj de lujo, por lo que debe evitar los imanes en la medida de lo posible (a menos que lleve instalada una protección antimagnética, el magnetismo puede hacer que el reloj gane o pierda tiempo o se pare por completo).

Mantenlo limpio.

Limpie su reloj de lujo con regularidad para eliminar la suciedad y el polvo. Y sobre todo después de llevarlo en agua salada o en una piscina, límpialo bajo el grifo y gira el bisel para evitar la corrosión de las piezas metálicas. Utiliza un paño suave y húmedo, un cepillo de dientes suave y un bastoncillo de algodón para llegar a lugares de difícil acceso, como entre los eslabones de la pulsera metálica. (Si la pulsera es de cuero, no la empape, ya que podría debilitar el material). ) Evite también los productos químicos: los detergentes y los perfumes no son rivales para un reloj de lujo.

En movimiento

Los movimientos mecánicos deben someterse a un mantenimiento periódico. De lo contrario, las piezas móviles pueden atascarse cuando el aceite se seque. Dé cuerda a su reloj de lujo de cuerda manual con regularidad. Sin embargo, no lo enrolles con demasiada fuerza; detente cuando notes resistencia en la corona. A los relojes automáticos no se les puede dar cuerda de más, pero hay que darles cuerda de vez en cuando, dependiendo de la actividad. Y si opta por un mecanismo de cuerda, evite dar cuerda en exceso a su reloj (cada reloj automático tiene un número óptimo de vueltas, llamado revoluciones por día (TPD).

Llévelo al servicio técnico

Se recomienda que su reloj de lujo sea revisado por un profesional cada tres o cinco años. Hay que limpiar los componentes del reloj, aplicar lubricantes y sustituir las juntas de estanqueidad. Asegúrese de que la caja ha sido sellada por un profesional y sometida a una prueba de presión para garantizar su buen estado.